Follame ya!!!  

__Climax__ 47H
55 entradas
19/3/2017 4:46 am
Follame ya!!!



Estás de pie, enfrente mío. Voy quitándote los botones de la blusa muy lentamente, deleitándome en cada uno de ellos, saboreando los instantes de deseo que sentimos el uno por el otro, y que con cada segundo aumenta la excitación. Ya solo queda uno, me da pena quitarlo, pero... observo tu sujetador de encaje blanco y me encanta la forma suniosa de tus senos perferectamente redondeados. Te miro fijamente y me reclino ante tí, con mis diestras manos voy al mecanismo del sujetador. A la primera...

Delante de mi, veo unos pechos ni pequeños ni grandes, voluminosos, sinuosos, apetecibles. Te hago sentar sobre la cama. Me pongo de rodillas delante tuyo. Empiezo a pasar mi lengua lentamente sobre uno de tus pechos,
como si fuera un bebe, succionando lenta y profundamente. Noto su sabor en mi boca. El dulce sabor de tu piel en mis labios. Te acerco uno de mis dedos a tus labios y morbosamente acaricio la superficie de estos terminando por meterlo dentro de tu boca, comiéndotelo golosamente...

Noto como tus muslos se van abriendo y cerrando, rítmicamente, parece que quieran algo más. Te bajo la falda, lentamente, llegándote a los pies, cayendo al suelo...

Después de dejar tus pezones completamente mojados con mi saliba voy recorriendo tu vientre con mi lengua, viciosa, penetrando tu ombligo. No quiero dejar ni un solo milímetro de tu cuerpo por recorrer con mis besos y con mi lengua. Ni uno solo...

Ya no tienes nada de ropa. Estás completamente desnuda y yo aún totalmente vestido.

Te miro, durante unos segundos todo se detiene. Me encanta verte así, desnuda, con las piernas abiertas, sentada en la cama... Y yo colocado justo entre tus piernas. Siento el calor que emana tu cuerpo, la excitación se apodera de tí, hay un fuego que ha de ser sofocado.

- Mira lo que te hago, no te pierdas nada -, me dices... Suávemente colocas tus manos sobre tu sexo y comienzas a abrirlo lentamente, me dejas ver cada uno de los pliegues de tus labios vaginales, que comienzan a brillar y a mojarse cada vez más, me dejas intuir cada uno de los tonos rosados de su piel.

Comienzo entonces a recorrer con mi lengua la parte interior de tus muslos, las ingles, sobre el triángulito tan sexy que tienes... para después... pasarla dulcemente sobre tu sexo... Lo hago como si fuera el primer coño que saboreo, como si fuera el primero que me he comido en la vida. Con tesón, con devoción, con deseo, con morbo. Su sabor inunda mi boca, un sabor que me encanta y provoca que me excite aún más si cabe... Dios!!! que delicia!

Me cojes de la cabeza, estás tan caliente que agarrándome del pelo consigues pegar mi cara a tu coño ardiente y mojado. Empujas mi rostro hacia él, deseando el contacto de mi lengua sobre tu clítoris, sobre tus labios vaginales, separándolos con mi lengua, saboreándolos. En un momento dado te penetro con mi lengua y aprovechas el momento para tirando de mi rostro hacia atrás y hacia adelante comienzas a follarte con ella. Mis labios se empapan... Y arqueando tu espalda no cesas de gemir... por el placer que te estoy proporcionando.

Mi polla esta tan dura, que parece que me va a estallar. Me duele de lo tensa que esta. Está loca por penetrarte, sintiéndo todo tu calor y humedad... loca por darte un placer sin igual...

Demasiado, ya no puedes más.

Me miras y me dices, - Métemela, necesito que nos corramos juntos -.

Sin dudarlo me la cojo, la saco por la cremallera y juego antes un poco pasándotela por el clítoris jugando contigo, excitándote tanto, tanto que a grito pelado me pides: -follame ya!!! Me rodeas con tus piernas justo en el momento en el que comienzo a metértela suávemente, penetrándote. Suspiras, gimes, gritas Es el momento. Es tanta la excitación que... con el leve roce de nuestros sexos, con mi polla dentro de tu coño, nos provoca una sensación de placer indescriptible. Y me quedo ahí quieto mirándote fijamente a los ojos, con mi polla dentro de ti...

Gemimos los dos...

Empieza a entrar y noto todo tu coñito totalmente empapado. Siento como mi polla patina cada vez que muevo un poco mis caderas. Apretando tus músculos pélvicos la sientes aún más, durisima dentro de tí. Me siento apresado por él. No quiero huir nunca de esta cárcel. Me encanta mirarte a los ojos y sin mediar palabra alguna: te follo lentamente escuchando tus gemidos, soltando yo los mios... Mienrtas beso tu cuello y te digo cosas al oido. Me coges de la cintura y empiezo a balancear mi cuerpo follándote muy lentamente. La saco, casi, casi, casi, y cuando esta a punto de salir entra otra vez sin dejar ni un milímetro cuadrado de su área sin ocupar.

Paro. Me muevo lentamente. Me concentro, escucho un tenue chapotear, me estas dejando los testículos totalmente mojados. Tus flujos los voy haciendo míos y somos un único ente, unidos, fusionados, por la pasión que comienza a desatarse entre los dos, nunca olvidaremos estos momentos.

Aumento el ritmo, no paras de gemir, tu voz, tus sonidos se meten dentor de mí, volviéndome loco de placer y cada vez voy mas rápido. Ya no puedes mas, te contraes, te retuerces ante mi, te corres con mi polla dentro sin parar de moverte, y yo me corro a la vez explotando dentro de ti y llenándote con mi leche caliente y espesa dentro de tí.

AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH DIOSSSSSSSSSS!!!!

En ese momento gritas mi nombre, y yo el tuyo... Mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm

Te deseo...




En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante...



Házte usuario para comentar en este blog